La codependencia es una condición psicológica en la que se observan patrones de comportamiento basados en la preocupación extrema o dependencia hacia los comportamientos de otros. Se presenta comúnmente como la otra cara de la adicción y se trata de una tendencia a preocuparse de forma exagerada por las conductas de otra persona. También la persona codependiente tiene la necesidad de controlar y asumir las responsabilidades del otro funcionando así como su “héroe” o “salvador”.

Esta situación genera daños importantes tanto en la persona codependiente, como en el adicto y en sus demás relaciones sociales o familiares. Este comportamiento compulsivo de tener que salvar al otro, genera una forma tóxica de relacionarse que puede producir condiciones de estrés excesivos los cuales derivan en una serie de síntomas físicos, mentales y emocionales.

La codependencia se desarrolla como una forma de confrontar las situaciones disfuncionales ya sea en una familia o en una relación afectiva cercana como una pareja o una amistad significativa. Se basa en un esfuerzo extremo por controlar una situación problemática e intentar recobrar nuevamente la estabilidad. Esto ante una situación que evidentemente se presenta como incontrolable y además incomprensible para los demás.

Esta necesidad de control es estimulada por sentimientos de culpa, tristeza y baja autoestima. Se forma como una tendencia de ayudar al otro, sin embargo, a largo plazo puede convertirse en una relación compulsiva e impulsiva. En ocasiones la codependencia puede llegar a ser tan insana como la dependencia física a sustancias y se convierte en un ciclo difícil de romper.

Existen diversas situaciones que pueden dar pie a la formación de la codependencia. Las más comunes se dan en entornos donde existe la violencia doméstica, abusos psicológicos y adicción. Cuando se dan problemas de consumo en alguno de los miembros de una familia es posible que los otros funcionen como recursos de apoyo en su recuperación, lo cual es positivo. Sin embargo, para algunas personas esta ayuda se convierte en una obligación aun cuando el adicto no se encuentra dispuesto a iniciar un proceso de rehabilitación.

Esto genera sentimientos de culpa y frustración que conllevan a la baja capacidad para establecer límites. Por lo tanto, se convierten en facilitadores de la conducta adictiva ya que se focalizan en las necesidades del otro sin importar que tan demandantes sean, abandonando el daño que la situación les causa a sí mismos y a su entorno.

¿Soy codependiente?

Existen varios signos que podemos observar cuando hay presencia de codependencia en las relaciones. Algunos de ellos son:

  • Mis decisiones están influenciadas por el comportamiento del otro y por la culpa que me genera no poder solucionar su situación.
  • Percibo al otro como incapaz de solucionar sus propios conflictos
  • Tengo miedo extremo a que el otro se vea lastimado debido a su conducta al igual que una necesidad de evitar las consecuencias negativas de sus actos.
  • Tengo una marcada tolerancia al dolor o maltrato
  • Busco constantemente disculpar y proteger al adicto
  • Tengo baja autoestima, sentimientos de tristeza, impotencia y frustración
  • Necesito controlar el comportamiento del adicto y me siento devastado cuando no lo logro.
  • Tengo dificultad para poner límites que protegen mi propia salud física o mental.
  • Elevados niveles de estrés que pueden llevar a consecuencias que puedo presentar, por ejemplo: síntomas ansiosos, síntomas depresivos y síntomas psicosomáticos (dolor de cabeza, mareos, nerviosismo, baja en las defensas, agotamiento excesivo etc.)

 

Tratamiento para la Codependencia

La codependencia es una condición psicológica absolutamente tratable. Se inicia con una valoración psicológica completa para determinar la situación específica en la que se encuentra el paciente. Posteriormente se le realiza un plan de tratamiento especializado e individualizado tanto terapéutico como psicoeducativo. En nuestro Centro contamos con recursos profesionales en psicología, psiquiatría y consejería.

Si necesita de asistencia y acompañamiento en relación a este tema, estamos para servirle.
Citas: 2430-4457 / 8991-9741 / cpi-consultas@psicoalajuela.com

Dra. Julia López S. ©
Psicóloga

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *